Menu
A+ A A-

LA OTRA CARA DE LOS ACTIVOS (I)

miguelEn las empresas generalmente se ha pensado en activos tangibles como la fuente para obtener beneficios de una manera sostenible. Sin embargo en la llamada era del conocimiento en la que vivimos hoy en día, los intangibles cobran cada vez mayor protagonismo. Si bien es cierto que, como René Descartes planteaba desde hace mas de 300 años, ciencias como las matemáticas y la geometría dan la sensación de estar pisando terreno firme, pues al igual que los activos tangibles, suponen una buena dosis de objetividad, ciencias menos objetivas como la psicología y en concreto la psicología de las organizaciones tienen también mucho que contribuir a la sociedad y a la economía actual.
Es pues el objetivo de este articulo el informar a las personas acerca de las potencialidades de entidades menos vistosas que han ido pasado más bien desapercibidas hasta hace poco; la psicología de las organizaciones y recursos humanos, y el rol que dicha ciencia puede desempeñar  al potenciar activos de naturaleza intangible.


Centramos la atención en el caso de las economías locales que afrontan el proceso de la globalización, fenómeno que no acaba de ser aceptado por algunas personas bajo la óptica de que las empresas multinacionales sobrevivirán solo a costa de las más pequeñas. En la revista Harvard Deusto Business Review del 2004, la autora Rosabeth Moss Kanter, experta en desarrollo organizacional, pone de manifiesto que no  necesariamente tiene que ser así.


En su análisis coincide con Baruch Lev, profesor de contabilidad de la Universidad de Nueva York (NYU Stern), en que la respuesta puede estar en la gestión de los intangibles, activos en los que el sector corporativo de los estados unidos invirtió 1 trillón de dólares en el 2000, mientras que 1.1 trillones de dólares fueron invertidos en activos físicos (equipamiento, propiedades, etc.). A esta tasa de crecimiento tan rápida la inversión en intangibles muy pronto sobrepasará a la de los tangibles. Específicamente el artículo de Moss Kanter propone que “prosperar localmente en una economía global” (título original) depende en gran medida de tres factores clave: los conceptos, las competencias y las conexiones, todos, por su naturaleza intangible, requieren de actualizaciones continuas si han de ser utilizados con fines de obtener beneficios o rentabilidad.


Los conceptos se refieren a las ideas que tienen los empleados dentro o fuera del lugar de trabajo. Los pensadores tienen un rol especialmente útil que jugar en esta era del conocimiento, pues entre sus funciones están las de idear diseños o formulaciones de vanguardia que crean valor. La ventaja competitiva de estas personas es su capacidad intelectual y su orientación a la innovación continua.


El rol que desempeñan los fabricantes se refiere a la conversión de ideas –que previamente han aportado los pensadores- en aplicaciones para los clientes de la empresa, por lo que sus competencias para realizar dichas tareas son de crucial importancia. Entre estas (competencias) se encuentran la de ser especialistas en ejecución y producción, por lo que requieren de una excelente infraestructura.
Por último se encuentran los comerciantes. Una vez que contamos con buenas ideas y gente con la capacidad de implementarlas, solo hace falta el establecimiento de alianzas (conexiones) que permitan aprovechar el producto/servicio que estamos en posibilidades de ofrecer más allá de los horizontes a los que estamos acostumbrados. Por esta razón los cruces culturales y las intersecciones son el lugar ideal para los comerciantes.

 

Dirección

Calle El Bachiller 6, 2
46010 Valencia

Teléfono

+ 34 963 626 359

Email

inmerco@inmerco.com

Linkedin 1389654839 linkedin circle gray

Encontrarás información de INMERCO y a su equipo en Linkedin.

Twitter

También nos encontrarás en Twitter.

Política de Privacidad

Folleto Proceso Mejora del Clima

 

Asociados con

tsa2
Inventa Logo

cooplexityinstitute logo M

logosumar