Menu
A+ A A-

Motivar o incentivar por Amalia Belenguer

La motivación es una cuestión interna de la persona y lo que podemos hacer desde fuera es incentivar, es decir procurar la generación de condiciones que favorezcan la

aparición del comportamiento deseado.

 

Hace ya un tiempo que descubrí que nadie podía motivarme por mucho que se lo propusiera; creo que la motivación es una cuestión interna de la persona y que desde fuera nos pueden incentivar, es decir, generar condiciones que favorezcan la aparición del comportamiento deseado y eliminar aquellos aspectos que

pueden dificultar dicha motivación.

 

Leer más: Motivar o incentivar por Amalia Belenguer

Conciliación vs Rentabilidad por Amalia Belenguer

La conciliación es un término cada vez más utilizado en el entorno empresarial que pretende superar las relaciones de desigualdad entre hombres y mujeres, y promover un cambio social hacia una nueva organización de la sociedad que supere los roles que, hasta ahora, hombres y mujeres han asumido fortaleciendo una distribución más equitativa del uso del tiempo.



Parece ser que la conciliación ofrece a las empresas la capacidad de atraer y retener el talento, al otorgar unas condiciones de flexibilidad que permitan al empleado hacer un uso más adaptado a sus necesidades extralaborales.

 

Leer más: Conciliación vs Rentabilidad por Amalia Belenguer

¿Nuevas o consabidas condiciones para dirigir? por Amalia Belenguer

Parece ser que durante los últimos tiempos se ha focalizado excesivamente la atención en las competencias “blandas” del directivo, relegando a un segundo plano las funciones que comportan la gestión.



El pasado jueves asistí a una charla donde se nos trasladó la importancia de combinar el liderazgo de un directivo con su capacidad de gestión, entendiendo este último aspecto como la capacidad de planificar, organizar, dirigir y controlar recursos, actividades y resultados.

 

Parece ser que durante los últimos tiempos se ha focalizado excesivamente la atención en las competencias “blandas” del directivo, relegando a un segundo plano las funciones que comportan  la gestión.

 

Desde mi punto de vista, el concepto de líder, en el entorno empresarial, no tiene porque hacer referencia exclusivamente a las competencias que hemos denominado “blandas” (capacidad de escuchar, de dar feed back, de asesorar, de impulsar, de motivar, etc.).

 

Del mismo modo que se le suponen unos adecuados conocimientos técnicos y profesionales que le permitan desarrollar su cometido, ejercer de forma pertinente una dirección, entraña de forma implícita la capacidad de planificación y organización, de análisis y evaluación; competencias que conllevan al éxito de su misión.

 

En un entorno competitivo como el actual, difícilmente puede mantenerse un puesto de dirección que no proporcione los resultados esperados, y la consecución de los objetivos requiere de su descripción, ejecución y seguimiento.

Los Grupos de Mejora como elemento de participación en la empresa. Amalia Belenguer

Los grupos de mejora constituyen una actividad estructurada que permite canalizar eficientemente las iniciativas de los empleados e incrementar con ello la competitividad empresarial.

El proceso para poner en marcha un grupo de mejora es el siguiente:

Constitución del grupo: Es fundamental a la hora de determinar a los integrantes del grupo contar con su interés y voluntariedad. Así mismo, es importante que tengan experiencia en la empresa y cierto nivel de compromiso e implicación, este hecho favorece la disposición a aportar su experiencia y conocimiento para el beneficio de la empresa. Una vez compuesto el grupo, hay que formar a sus integrantes en cuáles son los principios básicos y herramientas utilizadas en las sesiones de trabajo.

Leer más: Los Grupos de Mejora como elemento de participación en la empresa. Amalia Belenguer

Sobre la anhelada felicidad por Amalia Belenguer

Existe una tendencia actual por desarrollar un modelo de persona positiva, feliz y equilibrada. Estamos abandonando la idea de que los “felices” son personas ignorantes y conformistas. Queremos sentirnos bien, disfrutar con lo que hacemos y sentir tantas emociones positivas como sea posible.

Hablar de felicidad nos remite al discurso de los clásicos; ya decía Aristóteles: “la felicidad es algo que se produce, no algo que se posee”.

 

Como nos clarificó hace unos días el profesor Conill, la felicidad, en su significado más amplio, es “aquello a lo que todos los seres humanos tendemos y aspiramos”. Es el fin del ser humano y lo que persigue durante toda su vida. Es esa finalidad extraordinaria que rebasa la cuestión temporal y el dominio, es incontrolable. No es cuestión de un momento, ni de un día… hace referencia a toda la vida. En este sentido los momentos de satisfacción no son felicidad. Del mismo modo que, “Una golondrina no hace verano”.

 

Si nos alejamos de este concepto amplio y buscamos acepciones concretas, representaciones cotidianas de felicidad, dependemos de los diferentes parámetros que utilicemos para construir los índices de felicidad (satisfacción, placidez, bienestar, poder, riqueza…). No podemos olvidar que la felicidad es un término pluralista. La felicidad es de cada cual, y no puede exportarse de unos individuos a otros.

 

Si bien, la expresión de felicidad más actual es la de búsqueda del significado, del sentido de la vida. Seligmanel yo resulta pobre para tan ambicioso proyecto y hay que volcarse en uno de mayor calado”. Un maestro entregado a sus alumnos, un abogado defensor de causas justas, un político con voluntad de reforma y progreso social, podrán alcanzar la felicidad más duradera. dice que “

Dirección

Calle El Bachiller 6, 2
46010 Valencia

Teléfono

+ 34 963 626 359

Email

inmerco@inmerco.com

Linkedin 1389654839 linkedin circle gray

Encontrarás información de INMERCO y a su equipo en Linkedin.

Twitter

También nos encontrarás en Twitter.

Política de Privacidad

Folleto Proceso Mejora del Clima

 

Asociados con

tsa2
Inventa Logo

cooplexityinstitute logo M

logosumar